>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Tómese la Pastillita

Hablando del día Internacional de la Salud Mental, es conveniente hablar de la farmacología, es decir las medicinas que el psiquiatra receta para controlar las emociones y de los efectos que estos medicamentos tienen en quienes somos. Si usted está deprimido, no es porque no encuentra trabajo, porque terminó con su novia, porque se ha dado cuenta que ha mal utilizado su tiempo por muchos años, porque las relaciones con sus familiares es difícil o porque no le ha perdonado a ese hermano lo que le hizo hace 10 años, no. Si usted está deprimido, es porque los niveles de Serotonina en su cerebro están reducidos, entonces debe de tomar una pastilla para balancear esos niveles y usted volver a su normalidad.

Si su presión arterial esta elevada, no es por el estrés o por miedo a perder el trabajo, o porque usted se está escapando de una situación y por eso prefiere hacer dos trabajos y hasta quisiera tener tres trabajos para no dormir, porque tampoco puede dormir, no. Es porque sus niveles del Gama-Acido-Aminobúrico están bajos, entonces debe tomar una pastilla para la presión, otra para la ansiedad que de paso también le ayuda a dormir. Aunque esa pastillita sirve, solo mejora los síntomas y cuando se deja de tomar el síntoma vuelve y a veces la pastilla es más mala que la enfermedad porque algunas pastillas (no todas), generan dependencia.

El tratamiento farmacológico en algunas enfermedades ayuda temporalmente, y en algunas condiciones médicas hasta cura, más en cuestión de salud mental, sólo alimenta el síntoma. Si el medicamento no se combina con terapia, cambios personales, familiares, espirituales y ambientales, usted no solo está perdiendo su tiempo, sino también creando otras enfermedades como efectos secundarios. Lo más alarmante, es que usted ha dejado la solución de sus problemas a una pastillita del tamaño de un Tic Tac, y le ha dado, el poder más grande que tiene el ser humano, el control de su propia vida. 

Por Gladys Pérez–Di Vito, Psicóloga

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved