>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Primero lo primero

Por Fanny Alfonso

Como dice mi amiga Ada: “Primero nos enseñaron a comer, antes que a trabajar”. Cuando se está concentrado trabajando es complicado dejar de hacerlo para comer. Pero es importante hacer una pausa, comer bien y  tranquilamente, ya que el comer es muy importante para nuestra salud.

Desde los años cuarenta hasta nuestros días se inicia un proceso de desarrollo económico mundial, el cual cambio el ritmo de vida y se requería comida en menos tiempo, es así que la comida pasó de ser hecha en casa a ser hecha en la industria.

No por tener afán debemos convertir este placer en algo nocivo para la salud, el afán nos lleva al consumo de comidas rápidas: “hot-dogs”, hamburguesas, pizzas, papas fritas, entre otros. Este menú hace referencia a alimentos con alto contenido de grasas saturadas y sales, tienen buen sabor, son baratas, se pueden comer en pocos minutos, no hay que lavar platos y es posible comerlas en cualquier lugar y hasta de pie.

El consumo en exceso de este tipo de comidas, es realmente peligroso para la salud, ya que estos alimentos no poseen valor nutricional y lo único que nos aportan son alta cantidad de proteínas de origen animal, abundante cantidades de azucares, grasas saturadas, colesterol y sodio, aporte nulo de fibras y vitaminas, además, un elevado número de calorías que difícilmente se van a quemar a lo largo del día. Están hechas con un alto número de aditivos como conservantes, colorantes y potenciadores de sabor, que generan el hábito de consumir este tipo de comida y a su vez, la adicción.

La comida chatarra no es saludable y, si no nos cuidamos de consumirla, estas pueden ser algunas de las consecuencias que traerían a nuestra salud:

Deficiencias nutricionales

Si la dieta está basada en consumir este tipo de comida el organismo carecerá de los nutrientes básicos que necesita como: la fibra, el calcio, el magnesio y las grasas omega-3.

Aumento de peso

Estos alimentos son ricos en grasas saturadas y colesterol, los alimentos procesados, azucarados, fritos y altos en calorías, por lo tanto el aumento de peso es una consecuencia ineludible al consumir este tipo de alimentos con frecuencia.

Resistencia a la insulina

Cuando el consumo de hidratos de carbono -presente en dulces, alimentos horneados o patatas fritas- es elevado, se crea el riesgo de generar resistencia a la insulina en el organismo. Esta condición aumenta a su vez el riesgo de diabetes, ya que las células no responden a la insulina, lo que acumula la cantidad de glucosa en la sangre y esta acumulación promueve enfermedades del corazón.

SHOTO/THINKSTOCK

Problemas cardiovasculares

Si bien nuestro organismo requiere cierto consumo de grasa para obtener energía, la comida chatarra nos provee grasas en exceso que dañan nuestra salud, como las grasas saturadas o grasas trans. Estas grasas son peligrosas para la salud de nuestro corazón.

En conclusión, estos alimentos son malísimos para nuestra salud, solo hay que controlarse, recuerde primero lo primero: la salud.

Que hay para hacer

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved