>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Si es posible comer balanceado: aprende como hacerlo

Cumplir una nutrición balanceada beneficia a nuestra salud. Cuando comemos alimentos variados y en proporciones adecuadas el cuerpo recibe nutrientes que mejora la capacidad de respuesta del sistema inmune, además mantiene estable la glucosa y el colesterol y ayuda a controlar la tensión arterial. En los niños, una dieta sana favorece su crecimiento y desarrollo cognitivo. De igual modo, comer bien en la etapa de la vejez reduce el estrés y fortalece el organismo para prevenir la ostereoposis, los problemas cardíacos, la obesidad y la diabetes.

Sin embargo, en la actualidad muchas personas no comen de forma saludable. Las razones son variadas: desde el mal hábito de ingerir en exceso comida ‘chatarra’, comer a deshora, hasta la mala selección de alimentos que no aportan los mayores macronutrientes.

A continuación conocerás cómo lograr una sana alimentación.

Practica el meal prep

El meal prep en una tendencia mundial que consiste en dedicar unas horas o un día a preparar con antelación los alimentos correspondientes al menú semanal o quincenal. La principal ventaja de esta planificación es que ahorras tiempo y dinero. Esta práctica te ayuda a cumplir a cabalidad con una alimentación balanceada, mediante las porciones adecuadas de proteínas, granos, frutas, vegetales y lácteos que requiere tú y tu familia. Para ello, es clave redactar un plan alimenticio que incluye ingredientes precocinados, troceados y almacenados, listos para consumir o para cocinar rápidamente. Cada vez son más personas que ensayan con el meal prep porque sienten que siempre tienen disponible comida saludable en el refrigerador, sobre todo cuando llegan de trabajar tras una jornada de cansancio extremo en la que solo quieres comer algo y descansar, sin preocuparte por la comida del día siguiente.

El secreto del Meal Prep para comer balanceado

Parte del éxito del meal prep es seleccionar o incorporar en la dieta de la semana los alimentos que proporcionen mayor cantidad de macronutrientes, es decir aquellos que suman mayor energía a tu cuerpo.

Existen tres macronutrientes que no deben faltar en tu comida diaria:

Proteínas: El consumo frecuente de proteínas protege tu sistema inmunológico reparando y fortaleciendo tu estructura celular. Hay alimentos ricos tanto en proteínas vegetal (legumbres y frutos secos), como en animal (aves, res, pescados, cerdo, huevos y productos lácteos).

Carbohidratos: Consumir frutas, verduras, cereales y granos constituye una buena fuente de carbohidratos. Estos alimentos suministran altos volúmenes de energía al organismo, pero su consumo debe ser moderado y ajustado a las necesidades corporales de cada individuo. De lo contrario, producirá un exceso de grasa corporal.

Grasas: Son indispensables para regular el metabolismo, procesar algunas vitaminas y mejorar el crecimiento celular. La idea es no abusar de ellas. Lo recomendable es ingerir al menos 30% de grasas. Lo mejor es que hay opciones a tu gusto: puedes comer aguacates, mantequilla de coco, pescados de agua fría, aceite de oliva, linaza y algunas margarinas.

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved