>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Personas con determinación psicológica: ¿cómo son?

Las personas con determinación psicológica tienen la mirada puesta en el futuro y saben lo que quieren. Son tenaces y, sobre todo, perseverantes. Ahora bien, esto no evita que tengan sus días malos, sus instantes grises, esos en los que navegan entre la duda y el cansancio. Sin embargo, también logran reponerse de esos momentos para aprender de ellos y aplicar nuevas estrategias.


Decía Albert Einstein que en realidad nunca se vio a sí mismo más inteligente que los demás. Lo único que parecía diferenciarlo del resto es que se quedaba más tiempo pensando en aquello que no entendía. Ese empeño, esa cabezonería por comprender lo incomprensible y por dar respuesta a preguntas que nadie se había planteado nunca fue lo que lo encumbró en el mundo de la ciencia.


Ahora bien, no es necesario convertirnos en Premios Nobel para desarrollar estas competencias. Cada uno de nosotros contamos con recursos psicológicos suficientes para ser más determinados. Y tengámoslo presente… Esta valía es la que nos permitirá alcanzar las metas que nos propongamos.


Características de las personas con determinación psicológica

La determinación es un elemento muy importante dentro del campo de la psicología. Es ese motor que insta al ser humano a tomar decisiones y trazar el rumbo de su propia vida en responsabilidad y en armonía con los propios valores. Cabe la posibilidad, eso sí, de que las personas con determinación psicológica no siempre logren todo aquello que desean y que más de una vez fracasen.


Sin embargo, lo inspirador de esta valía mental es que es útil para levantarnos también tras cada caída. Porque la determinación tiene mucho de obstinación, de no rendirse y aplicar esa flexibilidad cognitiva capaz de idear cinco propuestas ante cada problema. Y esto, admitámoslo, es una habilidad muy saludable a todos los niveles.

Veamos qué características define a estas personas.


Están guiadas por la motivación intrínseca

La teoría de la determinación psicológica fue enunciada por los psicólogos Edward Deci y Richard Ryan en 1985. Trabajos de investigación posteriores han ido perfilando un poco más este concepto para matizarlo de manera más concreta e ilustrativa. Las personas con determinación psicológica se definen por ser proactivas y hacer uso de la motivación intrínseca.


Asimismo, evidencian tres dimensiones muy básicas:

  • Competencia. Se esfuerzan cada día por sentirse competentes en aquello que hacen.
  • Autonomía. Procuran siempre depender de sí mismas a la hora de realizar algo.
  • Claridad en sus objetivos. Clarifican en cada momento qué esperan, qué quieren y qué necesitan.
  •  
  • No tienen un talento innato: son perseverantes

Angela Lee Duckworth es una académica, psicóloga y profesora de psicología de la Universidad de Pensilvania, que escribió un libro muy conocido llamado: Grit: El poder de la pasión y la perseverancia crecimiento. En él describió cómo eran las personas con determinación psicológica, basándose en diversas investigaciones realizadas en su departamento.


De este modo, algo que dejó en evidencia fue lo siguiente:

  • Las personas determinadas no son más brillantes que el resto ni evidencian un cociente intelectual más elevado. Sin embargo, sí son las que logran mayores éxitos. La clave no está en un talento innato, sino en una mentalidad entrenada y orientada hacia la perseverancia.

  • Estamos ante un enfoque psicológico que se nutre de la motivación antes señalada, pero también de la pasión, del deseo de lograr algo, de tener sobre todo la sensación de que uno lleva las riendas de la propia vida.

Las personas con determinación psicológica hacen uso de la práctica, el propósito y esperanza

A la pregunta si cualquiera de nosotros podemos encender el motor de la determinación, la respuesta es sí. Para ello, debemos empezar desde un peldaño muy básico. Ese desde el que uno mira hacia arriba y se pregunta qué quiere, qué sueña, qué espera de sí mismo y de la vida.


Por tanto, y como ejemplo, si deseas un trabajo mejor, fórmate. Si buscas una existencia más feliz, haz cambios que te lleven a ese objetivo. Márcate objetivos que estén en sintonía con lo que eres y lo que sientes y, después, muévete, actúa, trabaja, ponlo en práctica cada día y cada segundo. Cuando tenemos un propósito en mente, la esperanza se enciende y rara vez nos abandona.


Fuente:

www.lamenteesmaravillosa.com/personas-determinacion-psicologica/

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved