>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Alcanza la Paz y la Longevidad Con Una Dieta Vegetariana

Por Judit Vitores-Sypher @juditvitoressypheryoga

“Nada beneficiará tanto la salud humana e incrementará las posibilidades de supervivencia de la vida en la Tierra, como la evolución hacia una dieta vegetariana”. Albert Einstein.

 

Además de periodista enfocada en el medio ambiente, el ser humano y su comunidad, soy instructora de yoga y vegetariana razón por la cual me gusta indagar y conocer más sobre otras culturas y pueblos que viven en armonía con la naturaleza. Hace unos años leí una historia sobre los Hunza, la población más antigua del mundo, que vive en un área inaccesible del Himalaya, en el norte de Pakistán; sus habitantes se alimentan solo de vegetales, granos, legumbres evitando comer animales.

 

La cualidad más impresionante de esta comunidad es la armoniosa y bella longevidad que alcanzan; han sido objeto de estudio de muchos científicos y médicos que están en busca de la juventud eterna y una buena calidad de vida ya que debido a su dieta los Hunza superan los 100 años de vida y no conocen de las enfermedades propias del mundo occidental tales como el cáncer y la diabetes. En mi caso llevo mas de 10 años como vegetariana y mi calidad de vida ha alcanzado mucha paz, enfoque y desarrollo personal.

 

Si, estoy afirmando que al tener una dieta con variedad de vegetales y frutas combinadas con cereales, legumbres y semillas logre mejorar mi digestión, circulación y la elasticidad de mi piel, pero fundamentalmente he recobrado una conexión innata con los animales y la naturaleza. La paz y armonía se alcanza con una actitud compasiva hacia otros seres vivos y en este caso respetando la vida de los animales, los cuales no están en la tierra para ser asesinados. Podemos clasificar a los vegetarianos en tres clases: Veganos que no consumen ningún producto de origen animal. Vegetarianos que consumen productos derivados de los animales como leche, huevos, ghee butter y los vegetarianos que incluyen algún pescado en sus dietas que son los menos.

 

Cuando decides respetar la vida de otros seres vivos no incrementas tu karma comiendo animales que han sido sacrificados para tu placer culinario. Entiendase por karma la ley cósmica de retribución, o de causa y efecto. Tanto las doctrinas religiosas induistas como budistas sostienen que las personas tienen la libertad para elegir entre hacer el bien y el mal, pero tienen que asumir las consecuencias derivadas. Entiendo que los que si encuentran placer comiendo otros seres vivos dirán que los vegetarianos están desequilibrados y que los animales están en la tierra para saciar nuestras necesidades. Esto no es así, es una mirada muy limitada, egoísta y poco compasiva, hasta draconiana sobre la vida en general diría. No me voy a detener a refutar esa aberración.

 

Tambien encontramos personas que afirman que los vegetarianos no tenemos la suficiente cantidad de vitaminas B12 y otros minerales por no ingerir carne y, es aquí donde voy a refutar esta afirmación, ya que el hierro se encuentra en diferentes elementos de la naturaleza y el complejo de vitaminas B se encuentran en semillas como almendras, nueces, pistachos, etc., y en legumbres, como frijoles, lentejas, garbanzos, etc., como tambien se pueden adquirir los suplementos dietarios vegetarianos de vitamina B, B12 con agregados de hierro.

 

Es importante aclarar que para todos aquellos que quieran comenzar un camino de rejuvenecimiento y armonía con nuestro planeta deben investigar y leer sobre las diferentes dietas vegetarianas y consultar a su médico y nutricionista para que con esas guias encuentren la mejor alternativa.

 

No caben dudas que una de las principales razones para volverse vegetarianos es recuperar, mantener o mejorar nuestra salud. Por ejemplo, Albert Einstein se volvió vegetariano por recomendación de sus médicos, ya que desde muy temprana edad sufría de muchos problemas digestivos y úlcera. Es decir Einstein se volvió vegetariano por una necesidad de recuperar su salud. De hecho, cambió su dieta antes de cumplir los 50 años y vivió hasta los 76, es decir que gracias a su dieta recuperó su salud y alargó su vida por otros 26 años.

 

Al igual que Einstein, yo también tuve que cambiar mi dieta carnívora por una vegetariana a raíz de mis problemas digestivos y estomacales, y aquí estoy saludable, feliz y en armonía con la naturaleza. Entre mis lecturas y búsquedas sobre cómo la medicina está cada vez más cerca de una dieta vegetariana encontré muchas investigaciones médicas serias que sostienen lo que vengo exponiendo.

 

De acuerdo a una investigación realizada por médicos italianos de la Universidad de Medicina de la UOC de Roma, las dietas veganas y vegetarianas son muy beneficiosas en pacientes con síndrome metabólico, que es un conjunto de afecciones que ocurren juntas, aumentando el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2. Estas afecciones incluyen aumento de la presión arterial, niveles altos de azúcar en sangre, exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y niveles anormales de colesterol o triglicéridos.

 

El síndrome metabólico es una enfermedad que se está volviendo más común hoy en día y afecta a un tercio de los adultos estadounidenses. y estos médicos italianos sostienen que con una dieta vegana y/o vegetariana bien organizada y controlada se puede revertir esta enfermedad y en otros casos se puede prevenir no solo el síndrome metabólico sino muchas otras afecciones.

Además de una razón de salud hay otra razón aún más importante que es la razón ética por la que cada vez más personas han adoptado dietas vegetarianas y especialmente veganas.

 

La principal razón ética para adoptar una dieta vegetariana y/o vegana es la conviccion de que todos los seres vivos en este planeta están por una razón y esa razón es la de NO ser sacrificados y abusados en beneficio de un grupo superior de seres vivos. Al contrario, el ser humano debería ser respetuoso de estos seres y cuidarlos, observarlos y aprender de la sabiduría de la naturaleza. Por un momento lo invito a pensar en cómo se sentiría usted si a partir de mañana se revelará a la humanidad que existe una especie superior al humano que para sobrevivir se alimenta de las crías de sus pares ya que estas son más tiernas y menos contaminadas.

 

¿Qué le produce pensar en esa probabilidad? ¡Acuerdese que el universo es infinito y que hay un sinfin de posibilidades. Piense y reflexione! Le invito a que lea e investigue sobre el sufrimiento de los animales de los cuales usted se alimenta. www.kinderworld.org

“Llegará un momento en que los seres humanos se contentarán con una dieta vegetal y la matanza de un animal se considerará un delito, al igual que el asesinato de un ser humano”. Leonardo Da Vinci.

 

Con las palabras de este gran artista renacentista cierro este artículo ya que creo que es hora de comenzar a pensar en qué tipo de mundo queremos vivir que vida queremos para nosotros y nuestros descendientes. Si realmente queremos vivir saludables en paz y en armonía con la naturaleza, debemos reconsiderar nuestra dieta y maneras de relacionarnos con nuestro planeta tierra.

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved