>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Paul Gasol no tira la Toalla

Por Rafaél Estrada
El español que triunfó en la NBA, el mejor basquetbol del mundo, cumplió 40 años y en los últimos meses no la pasó bien por diversas lesiones. Pero, físicamente, se siente con ganas y quiere seguir jugando porque sueña con despedirse de la actividad deportiva por la puerta grande. Acaba de soplar 40 velitas y los sopló con mayor fuerza. Toda su vida se cuidó, razón principal para seguir ‘canasteando’ con los Portland Trail Blazers. En mayo del año pasado una fractura al pie izquierdo que lo frenó de toda actividad. Desde entonces comenzó a seguir a su equipo fuera de las canchas. Y así, mientras pasaban los días, cumpliendo al pie de la letra con las indicaciones del médico para lograr su total recuperación. Son pocos los que llegan a los 40 años y siguen jugando en un alto nivel en la NBA. Pero el barcelonista es la excepción debido al buen cuidado de su cuerpo. Por ejemplo, a Marco Núñez, preparador físico y asistente de los Lakers durante la etapa de Gasol en la franquicia no le sorprende la longevidad de su carrera ya que el español siempre fue disciplinado cuidado su cuerpo en todo momento. Sabía que con éste método llegaría a lo más alto del mejor basquetbol del Planeta. El español siempre reconoció que era algo “excepcional poder jugar a este nivel a estas alturas”. No obstante, su ética de trabajo y su dedicación estaban a la par que las de Kobe Bryant”, por ejemplo. Su mayor virtud siempre fue estar en la sala de pesas, centrándose en la fuerza y la agilidad en busca de mantener un buen aspecto físico.

El técnico Gregg Popovich, conocido por no desgastar físicamente a sus estrellas fue quién manejó con mano maestra los minutos sobre la pista de otros fantásticos jugadores como Tim Duncan o el argentino Manu Ginóbili, que se retiraron con 40 y 41 años, respectivamente. Y Pau Gasol también fue pupilo de Popovich. El oriundo de Barcelona seguirá jugando hasta que el cuerpo y su cabeza, o ambos digan basta, según lo dejó entrever hace algún tiempo en conferencia de prensa. En los Spurs, su participación no resultó tan exitosa como deseaba. La reducción de minutos y una fractura en el pie derecho le llevó a perderse buena parte del comienzo de la temporada 2018-19 y el equipo optó por rescindir su contrato. Durante sus primeros años en la NBA, Gasol consiguió abrirse espacio entre las estrellas nacientes de la asociación como Kobe Bryant, Tony Parker, Dwyane Wade, Tim Duncan y Lebron James, entre otros. En ese entonces, su destacada actuación le llevó a ser nombrado Player of the Year (2004).

En 2006, se convirtió en el primer jugador español en ser invitado al All Star Game (Juego de las Estrellas), encuentro en el que participaron destacados jugadores como James, Wade, Bryant, Ben Wallace, Steve Nash, Shaquille O’Neal y Chris Bosh, entre otros. Han pasado 16 meses desde que Gasol disputó su último partido. Muchos en su situación ya habrían tirado la toalla. Él, en cambio, sigue luchando por recuperarse plenamente y despedirse de las pistas entre aplausos. Quiere irse jugando y aplaudido por sus seguidores. Es lo que piensa y nadie le cambiará de parecer. Calidad no ha perdido. Merece irse por la puerta grande por todo lo que le dio al popular deporte de los anillos. Joaquín Juan, su fisioterapeuta y preparador físico personal, comentaba en el libro “A por más”, editado en 2016, que “cuantos más años cumple Pau, más lentos son los procesos de recuperación”, una lógica que se impone al extremo cuidado que ha profesado el jugador a su cuerpo durante toda su carrera deportiva. Siempre, además, con unos hábitos alimentarios muy cuidados para mantener su peso. Este punto es primordial en todos los deportistas. La nutrición ha sido una prioridad para el deportista español. A tal punto que llegó a tener su propio chef. Pau entendía que su nutrición después de los partidos era tan importante como la de antes de los partidos. En 2014, como agente libro firmó contrato por tres temporadas con los Chicago Bulls, equipo con el que consiguió su mejor actuación anotando 46 puntos y 18 rebotes ante los Milwaukee Bucks (10 de enero de 2015). Durante su estancia en el equipo se le vio participar en el All Star Game de 2015 y 2016. Una vez finalizó su contrato con los Bulls, ingresó a los San Antonio Spurs (2016-19) de Gregg Popovich, compartiendo en ese entonces con el trío mágico (Parker, Duncan y Ginobili); Kawhi Leonard, Danny Grenn y David Lee. El 13 de mayo de 2009 fue elegido por primera vez en su carrera en un quinteto ideal de la NBA, concretamente en el tercero. En 2010, fue elegido por segunda vez para esta denominación, y en 2011 y 2015 fue escogido en el segundo quinteto.

Es uno de los cuatro únicos jugadores de la historia de la NBA con al menos 20,000 puntos, 11,000 rebotes, 3,500 asistencias y 1,900 tapones acumulados durante la temporada regular, junto a Kareem Abdul-Jabbar, Tim Duncan y Kevin Garnett. En la temporada 2014-15 Pau rompió otro récord junto a su hermano Marc, siendo los primeros hermanos en ser titulares en un All-Star. Pau sumaba así su quinta participación en el partido de las estrellas de la NBA. Este año no se jugará los Juegos Olímpicos, pero el próximo año, si todo marcha bien, se llevará a cabo la competencia olímpica más importante del mundo. Este es su último sueño con la selección española. Grande reto para un gran deportista. Solo el tiempo nos dirá en qué condiciones llega Pau a la máxima competencia. Y al final del camino, un último sueño que conquistar: los Juegos Olímpicos de 2021. El historial que tiene Gasol en la NBA es de primera. Éxito total. Tiene en su poder dos títulos de liga con Los Angeles Lakers de Kobe Bryant, conseguidos en las temporadas 2009 y 2010. Además ha sido elegido seis veces All-Star de la NBA y cuatro veces seleccionado como un All-NBA. Varios títulos para un deportista que siempre demostró paciencia y disciplina. Hoy, espera estar bien recuperado porque se quiere ir jugando. Por la puerta principal como todo buen deportista. Qué sea así, campeón!!!

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved