>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Cuidados durante el Otoño e Invierno

Llega el otoño una estación complicada por los cambios continuos del tiempo, pero también la estación ideal para ayudar la piel a recuperase de los estragos y excesos del verano, prepararla para los rigores del invierno. El otoño es una estación de transición entre verano y el invierno. Unos días hace frío, otro calor, el viento se vuelve cada vez más molesto, la lluvia hace acto de presencia y nos mojamos, nuestra piel empieza a sufrir con tanto cambio de temperatura y condiciones atmosféricas es una realidad que con el invierno la piel está más sensible, más tirante y más seca.

Limpieza día y noche…pero con una temperatura correcta Es normal que cuando llega el frío invernal, te apetezca ducharte con agua caliente para entrar en calor, pero ¡cuidado! La temperatura del agua no debe ser excesivamente caliente. Si te das duchas prolongadas con agua caliente, estás eliminando el manto hidrolipídico, un escudo protector de la piel formado por agua y grasa. Toma duchas rápidas de agua templada, limpia tu rostro día y noche como el resto del año, así eliminaras las impurezas, la contaminación y el maquillaje, prepararás tu piel para una buena hidratación, añade un serum y la hidratación será aún mayor.

Protégete del sol en invierno

Aunque te parezca que en invierno, no necesitas protección solar, ¡te equivocas! A pesar de que la incidencia del sol es menor, debemos seguir protegiendo nuestra piel para evitar la aparición de manchas, arrugas y problemas cutáneos es tan sencillo como utilizar cremas hidratantes con factor de protección solar para proteger tu piel. Ten en cuenta si vas a hacer deporte al aire libre, o deportes de invierno en montaña, el factor de protección debe ser más alto, y debes aplicarlo con frecuencia.

¡El mejor momento de las mascarillas!

Se pierde mucha hidratación, esta es la razón por la que utilizar mascarillas dos o tres veces por semana será de mucha utilidad para recuperar la hidratación. Puedes aplicar diferentes mascarillas en función de las necesidades de cada piel conseguirás una mayor luminosidad e hidratación.

¡No olvides las manos y los labios!

Solemos pensar que el rostro es la zona más afectada por el frío, pero manos y labios también sufren cambios drásticos de las temperaturas. Durante esta época invernal, también necesitan extra de hidratación. A pesar de que lleves guantes, las manos se secan y se agrietan. Por eso, ahora más que nunca, cuídalas cómo se merecen con productos específicos para el cuidado de las manos de preferencia con Karite, un regenerador celular natural Así podrás conseguir que mantengan un aspecto cuidado durante todo el año.

Los labios también se exponen al frío, hidrátalos con frecuencia con un exfoliante y humectante de labios te ayudará a eliminar las células muertas y a que la hidratación sea más efectiva.

Por Eugenia Zacarías.

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved