>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Mujeres, nuestra relación con el ginecólogo

Nuestra relación con el ginecólogo debe ser totalmente sincera y sin temores.

La relación de confianza que debe tener toda mujer con su ginecólogo
Visitar al ginecólogo puede ser una experiencia incómoda o vergonzosa para algunas mujeres. En muchas ocasiones no sentimos la suficiente confianza como para aclarar nuestras dudas o hablar de los problemas que podamos estar experimentando. Siempre está el fantasma de la pena rondando nuestros pensamientos.

Preguntas que nos da pena hacerle al ginecólogo

Olores: Todas las preguntas asociadas con el olor vaginal son un tema muy difícil de hablar con el ginecólogo. Cuando se llega a sentir un mal olor en esa zona, pueden ser muchas las razones, pero por lo general se asocia con alguna infección vaginal que puede ser neutralizada muy fácilmente con antibióticos y un tratamiento local.
Lubricación: Otro tema que no es fácil de tratar. A veces algunas mujeres sienten que están lubricando sin estar excitadas, pero en realidad ese líquido es el flujo vaginal. Es un mecanismo de auto-limpieza del aparato genital femenino. Cuando esta secreción es abundante puede causar confusión y preocupación, por eso es bueno aclarar con el ginecólogo, todas las dudas que se tengan al respecto.
Enfermedades de transmisión sexual: Un tema muy tabú que se evita tocar con mucha frecuencia, pero
con el cual es muy importante estar familiarizada.

Nuestra relación con el ginecólogo debe ser totalmente sincera y sin temores. A veces da un poco de
pena tratar ciertos temas y es comprensible, pero debemos entender que la mejor manera que tiene el
médico para ayudarnos es si somos claras con él. Es importante recordar que no hay preguntas tontas,
ni vergonzosas cuando deseamos conocer totalmente nuestro cuerpo y queremos tener una buena
salud íntima.

Que hay para hacer

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved