>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

La nueva Generación

Si eres el padre de un adolescente, te tengo una noticia, eres del siglo pasado. Probablemente esto no es una mala noticia, sólo significa que la adolescencia como la vive tu hijo es muy diferente a la que te tocó vivir a ti. Debes tomar en consideración también que a pesar que lleva tu carga genética, tu adolescente es un individuo diferente a ti, con capacidades, intereses y fortalezas diferentes a las tuyas. Así que el peor error que puedes cometer es decirle: cuando tenía tu edad yo hacía esto… Francamente eso le importa poco a los adolescentes de hoy en día, ellos buscan su lugar en este planeta, están conscientes que el mundo es diferente al que te tocó vivir a ti. Por ello sienten que tus palabras son tan antiguas y obsoletas como tus camisas, corbatas, blusas o vestidos.

A muchos adultos nos cuesta entender, por qué el adolescente de hoy actualmente es tan “irresponsable” y pierde tanto tiempo en cosas tan banales como salir con sus amigos, ver televisión, jugar videojuegos, o estar en el teléfono o computadora todo el día. Pero todo esto es una parte crítica de su desarrollo social. El adolescente de hoy requiere explorar su mundo y el lugar que ocupa en él.

Y aunque los adolescentes estadunidenses de la actualidad están tres años por debajo de sus pares de los años 70 en materia de sexo, alcohol y su primer trabajo remunerado, afirmaron investigadores en un reciente estudio.

Lo que está haciendo esta generación de adolescentes es retrasar las responsabilidades y placeres de la vida adulta.

A los adolescentes les cuesta mucho expresar sus emociones y se guardan todos esos sentimientos, y a veces simplemente explotan. Esto genera nuestro enojo en lugar de recibir nuestro apoyo.

Por eso es clave entender cómo es el mundo del adolescente de hoy en día, y tratar de respetarlos y en lugar de “darles un sermón”, apoyarlos a descubrir sus fortalezas para que usen su energía y habilidades para hacer de este mundo un lugar mejor.

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved