>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Día del padre

Esta celebración nació en Estados Unidos de la gratitud de una hija, Sonora Smart Dodd, hacia su padre, un veterano de la guerra civil estadounidense llamado

Henry Jackson Smart, fue hasta 1966 el presidente Lyndon Johnson quien firmó una proclamación que declaraba el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos. Independientemente de cuál sea la fecha de su celebración, lo importante de esta fecha es que pretende rendir homenaje a los padres. Un día en el que es importante que les recordemos cuánto les queremos, cuánto han significado y significan para nosotros, y cuánto de importante es su presencia en el desarrollo y la educación de los niños. Además, es un día propicio para fortalecer los lazos de amor con su familia, que es la base de la sociedad.

 

Anteriormente lo común era verles totalmente enfocados en su trabajo y distanciados de los hijos, hoy en día la dinámica es muy distinta. De hecho, según un estudio, los padres actuales pasan tres veces más tiempo con sus hijos, en comparación con generaciones anteriores. Es por eso que esta ocasión Kaffury Latin Magazine quiere brindarles un sentido homenaje a estos seres maravillosos; invitamos a 3 fabulosos padres, Luis Fernando Espinoza, artista plástico. Gabriel Toro, entrenador físico y German Andrés, médico esteticista y psicólogo juvenil. Porque creemos que es positivo reconocer los grandes cambios que ha tenido este papel a lo largo de la historia, dedicamos un homenaje a todos esos padres involucrados y amorosos.

Germán Andrés López: Padre, Autor, Profesional.

Germán Andrés López es un médico especializado en el área de la estética, psicólogo juvenil y, además, altruista. Por si eso no fuese suficiente, Germán Andrés también es esposo y padre de familia de Sofía de 18 años y Owen de 12 años.

 

Germán Andrés López como profesional

 

Germán Andrés López tuvo la oportunidad de estudiar medicina estética en España, dejando atrás un próspero trabajo en el mundo de los negocios internacionales, el cual ejercía en Inglaterra. Sin embargo, utilizando sus propias palabras, Germán Andrés se considera un ser humano lleno de defectos y admite que la paternidad no ha resultado fácil para él, lo cual lo inspiró a estudiar Psicología y, además, especializarse en los adolescentes. Los estudios de su segunda carrera universitaria los realizó en la Universidad Nacional de Colombia, en la modalidad de estudios a distancia, desde su residencia en Londres. Asegura que sus dos hijos, Sofía y Owen, han sido desde un principio su principal motivación al ejercer esa profesión, dentro de un muy amplio mundo laboral.

 

Su lado altruista

A pesar de su gran diversidad profesional, lo que más identifica a Germán Andrés López es su altruismo. Caracterizado por su labor en el trabajo social, Germán es embajador de una fundación colombiana a la que se le ha dado el nombre de “Sembrando por el Mundo”, la cual tiene el objetivo de “sembrar” valores, principios, educación y solidaridad en aquellas personas que marcarán una huella en el futuro: Los niños. A pesar de su apretada agenda, donde su trabajo de representación en un prestigioso laboratorio estético ubicado en Europa le deja poco tiempo libre, Germán Andrés ha logrado conseguir el equilibrio entre su vida profesional y su rol como padre de familia, sin dejar de darle lugar en su rutina a los planes para el crecimiento de la organización Sembrando por el Mundo.

 
Germán Andrés López como autor
Muchos años después de ser víctima de un agresivo cáncer de garganta que no le daba muchas esperanzas de vida, según los especialistas, Germán Andrés vuelve a encarar una situación de extremo riesgo a su vida al tener un accidente que le obligó a estar tres meses de recuperación y someterse a numerosas cirugías. Sin duda, para el médico y psicólogo Germán Andrés López, esos meses representaron un momento crítico en su vida. Sin embargo, en lugar de dejarse llevar por la oscura situación que tanto él como su familia estaban atravesando, tomó la oportunidad de combinar sus vivencias con su conocimiento en la psicología para escribir un libro que relata anécdotas que revelan al lector algunos de los sucesos más trascendentales de su vida, dándole siempre un enfoque de interpretación psicológica.
 
No cabe duda que este libro, que tiene como propósito hacer entender a quién lo lea que no está sólo, que sus problemas son los mismos problemas que está enfrentando todo el mundo, que se ría y reflexione, destacará como un gran éxito en el mercado, abriendo camino a Germán Andrés López a una nueva faceta como autor, quien asegura que todas las ganancias de este esperado libro serán destinadas a la fundación.
 

Gabriel Toro Ejercicio físico y la inmunidad ante el COVID-19.

Gabriel Toro nació en Medellín el 6 de mayo completó la licenciatura en educación física y tecnología en deportes además de haber obtenido en USA la certificación como terapista, entrenador personal y de fútbol. Ha creado Toro Sport Fitness, en donde vuelca toda la pasión y el conocimiento que tiene acerca de la actividad física.

 

El ejercicio físico es de vital importancia para mantener el organismo en perfectas condiciones. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que la actividad física regular de intensidad moderada, como por ejemplo, caminar, hacer deportes o montar en bicicleta tiene beneficios considerables para la salud.  Asimismo, realizar cualquier tipo de actividad física es mejor que no efectuar ninguna. En este sentido, la OMS informa que la insuficiente actividad física es uno de los factores de riesgo de mortalidad a escala mundial, pues agrava las enfermedades no transmisibles, afectando el estado general de salud de la población de todo el planeta. Las personas que no realizan suficiente ejercicio físico presentan un riesgo de mortalidad entre un 20 y un 30% superior que aquellas que son activas. La actividad física refuerza el sistema inmunológico, atenuando la posibilidad de adquirir nuevas enfermedades a corto plazo. Gabriel Toro asegura que “el ejercicio, es una alternativa que la vida nos ha dado para protegernos de virus o enfermedades, por lo tanto, es importante estar activos y hacerlo parte de nuestro diario vivir”. 

 

La pandemia del COVID-19 y la actividad física

La situación actual que se vive en el mundo ha suspendido los hábitos sociales que tenían los hombres. El ejercicio físico no puede realizarse fuera del hogar, pero con la ayuda necesaria es posible realizar diversas actividades a fin de mantener el cuerpo activamente. Gabriel Toro recomienda realizar, al menos de 15 a 20 minutos al día de actividad física, en cualquier lugar del hogar, el cual no necesita ser demasiado amplio. Toro asevera que “lo único que se necesita es un pequeño espacio y dedicar ejercicios a la movilidad articular, flexibilidad y un poco de cardio respiratorio”. Lo ideal, dice Toro, es realizar sentadillas, flexiones de piernas (subir y bajar), mover los brazos en círculo, pararse en punta de pies y efectuar círculos con el cuello. Todo lo necesario para hacer que las articulaciones se muevan. 

 

En definitiva, la recomendación final que menciona el licenciado es que la parte crucial de toda actividad es mantener el cuerpo en movimiento. De este modo, afirma que es importante darnos cuenta de todo lo que puede dar el ejercicio a largo plazo, el cual permitirá tener una vejez más saludable, ser personas más alegres, cognitivamente más hábiles y con invertir solamente 5 minutos al día.

Luis Fernando Espinosa Restaurador de arte

Luis Fernando Espinosa Ramos nace como artista plástico a muy corta edad, cuando empezó a pintar de niño en Ibagué, su ciudad natal. Durante el bachillerato practicó el muralismo y, desde que cursó sus estudios en la Universidad de Bellas Artes de Tolima, no ha parado de crecer profesionalmente; primero

como pintor y, más adelante, como restaurador de obras religiosas, principalmente esculturas.

 

Padre de familia

Espinosa no es solo artista, sino también padre de familia numerosa, con tres hijos varones. Lleva un año residiendo en Estados Unidos, a donde llegó como invitado a una exposición en Manhattan y el ánimo de internacionalizar su obra. En Nueva York conoció al párroco de la Iglesia de Santa Teresa de Ávila, en la villa de Sleepy Hollow, y actualmente trabaja allí, en la restauración de varias obras de temática religiosa. “El Padre Peralta necesitaba hacer unas restauraciones básicas y comenzamos el proceso. Con unos amigos, decidimos empezar una brigada para la restauración de las obras que tanto valor artístico, moral y religioso tienen”.  El artista nos confiesa no ser muy amante del tema religioso, pero declara tener un “respeto absoluto” por las obras en las que trabaja “y no solo por el tema artístico, sino por lo que representan para la comunidad católica”. Fue precisamente en este ámbito en donde Espinosa Ramos detectó una necesidad, el “desgaste” que sufren las imágenes sin que nadie se ocupe de solventarlo, y decidió especializarse en su conservación y restauración.

 

 

Con marca propia

Aunque se considera parte del Arte Contemporáneo, con preferencia por el Hiperrealismo, en un campo en el que debe primar el máximo respeto a la impronta original, Espinosa reconoce tener una marca propia en sus retoques, difícil de copiar por cualquier otro artista. En el proceso de restauración, en cambio, insiste sobre el máximo respeto que se debe guardar hacia el autor original, sus colores y sus especiales texturas, en obras que a veces acumulan cientos de años. Y si algo caracteriza al proceso de restauración es la forma de afrontarlo. “Es un proceso casi íntimo. Cada artista lo maneja de una manera personal”. Respecto a la investigación previa, Espinosa considera que la elaboración de una obra de arte no tiene fin; sin embargo, asume también que en su oficio las fechas son importantes, con un límite máximo de dos meses por obra.

 

 

“La alegría es permanente en el arte”

Nuestro restaurador afirma vivir en un estado diario de alegría y, en especial, al terminar una obra. “La felicidad de un cliente cuando ve su obra realizada” y, en concreto, cuando ésta se encuadra dentro de la temática religiosa. “Es ver como el sentido de la fe se desarrolla”.

Que hay para hacer

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved