>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Fiestas de navidad y el contraste de inicios de año

Llegó el último trimestre del año y nuestros sentidos se activan para dar un cambio en nuestros hogares y rutina: ¡La Navidad está cerca! Se trata de una temporada que mueve todas nuestras fibras, y en el que las más divertidas y bellas tradiciones se hacen sentir entre las familias y los amigos. Definitivamente todo lo contrario a lo que sucede cuando llega enero, donde altibajos de humor y estados de ánimo resultan todo un contraste con apenas unos días de diferencia.

Diciembre: Fiestas y tradiciones

La llegada del mes de diciembre trae consigo muchos cambios de rutina en el día a día de las personas. Comenzamos a revisar en nuestros armarios para corroborar que tenemos todo lo necesario para adornar nuestra casa, decorar árbol, chequear que las luces funcionen correctamente, que la vajilla esté impecable y que contemos con el debido presupuesto para los regalos y la comida.

A partir de allí, todo se vuelve un solo ajetreo: comienzan las cenas de navidad en el trabajo, entre socios y amigos, y el evento del amigo secreto se añade a la lista de cosas por hacer. Las familias comienzan a movilizarse para encontrarse con sus seres queridos y las vacaciones de los niños son el detonante que indica que las fiestas decembrinas han comenzado.

Estrenos, compras, reuniones hasta tarde e incluso salirnos un poco de nuestros hábitos alimenticios es lo común en estos días, es por ello que una de las más populares metas de nuevo año siempre es “comenzar la dieta”; porque es diciembre precisamente ese mes en el que nos permitimos comer de todo lo que se nos cruce en el camino. La deliciosa cena de Navidad, junto con la de año nuevo son insuficientes, ¡diciembre es mes de derroche!

Hasta que llega enero…

Y el contraste se hace más notorio. Cuando inicia este mes, después de todo el alboroto de la Navidad, parecemos ansiosos por hallar silencio. Tomar largas siestas y comer recalentado se hace más presente que nunca. El inicio de año siempre suele ser un gran contraste con respecto a los días anteriores porque los excesos agotan. En estos días, aprovechamos para descansar y retomar energías. Lo importante, es recordar que este es el mes de las oportunidades y que un nuevo comienzo ha llegado a nuestras vidas.

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved