>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

Entre amigas

Hay experiencias que sin saberlo, nos marcan para toda la vida. Hoy les contaré de una de las mejores que hasta ahora he podido disfrutar y que sin duda alguna, la repetiría mil veces y que recomiendo 100% a todas esas mujeres que desean romper con la rutina, vivir una aventura y fortalecer la relación con sus amigas. Hace poco tiempo tuve la oportunidad de viajar por Europa con mis amigas y realmente fue un viaje increíble. No solo, logramos escapar de la rutina diaria que teníamos años viviendo, también liberamos hormonas, nos

desestresamos, conectamos con nosotras mismas, conocimos gente interesante, admiramos paisajes encantadores que solo en las películas habíamos visto, reímos hasta no poder más y lo más importante, subimos nuestra autoestima, nos sentimos más valientes e independientes y reforzamos ese lazo de amistad que nos ha mantenido cerca durante mucho tiempo.

Nos atrevimos a viajar solas y descubrimos mucho más que paisajes

Europa es un continente imponente y de gran belleza, posee 49 países y cada uno de ellos es digno de visitar, recorrer y conocer su cultura. En el continente europeo, tuvimos la oportunidad de conocer sitios de interés turísticos y paisajes naturales, que nos dejaron asombradas por lo imponentes, majestuosos y encantadores que son. Catedrales milenarias, acantilados exuberantes,  cascos históricos de gran antigüedad y una cultura absolutamente diferente a la nuestra, fue parte de lo que en nuestro viaje disfrutamos. Sin embargo, este viaje dejó en nosotras mucho más que gratos recuerdos y buenas fotografías. Al llegar a Europa nos sentíamos un poco tímidas, pero mientras avanzábamos en nuestro viaje, conocíamos lugares y personas nuevas, nos sentimos con más confianza, seguridad y con ganas de seguir recorriendo cada rincón del continente europeo.

Cómo planificamos nuestro viaje

A continuación, te contaré cómo mis amigas y yo organizamos este fabuloso viaje a Europa: Elegimos un destino que todas quisiéramos conocer: se propuso este continente como destino para el viaje y todas dijimos sí, de inmediato. 

Igualamos el presupuesto

Un viaje entre amigas se trata de una experiencia maravillosa en el que cada actividad realizada debe ser compartida por todas, es por esto por lo que todas igualamos el presupuesto, de esta manera, ninguna se perdería una excursión, paseo, cena o salida al bar.

 

Repartimos las tareas

Cada una se encargó de una tarea diferente, fui la responsable de reservar los billetes de avión, hasta lograr aprovechar una oferta que nos permitió ahorrar un poco.

Hicimos una lista

Documentos, artículos y objetos imprescindibles que no podían faltar en nuestra maleta: Pasaporte, documento de identificación, dinero en efectivo, tarjetas de crédito, billetes de avión, reservas de hotel, kit de primeros auxilios, cámara fotográfica, zapatos cómodos para las largas caminatas, etc. Y por cierto, llevamos unos tacones para alguna de nuestras salidas nocturnas, los cuales nunca usamos.

Itinerario variado

Mis amigas y yo tenemos gustos similares pero no idénticos, es por esto por lo que organizamos un itinerario de viaje variado que incluyera actividades que a todas nos gustarán, de esta manera, todas logramos disfrutar el viaje al máximo. En el vuelo de regreso a casa, todas sentíamos como las emociones se mezclaban, aunque llegar a casa y ver a nuestra familia era confortante, saber que volveríamos a la rutina y que dejábamos una de nuestras amigas en Europa, nos causaba un poco de tristeza, sin embargo, al llegar a nuestro destino todas coincidimos en que nos sentíamos diferentes, algo había cambiado en nosotras, ahora nos sentimos más seguras, capaces de lograr cualquier cosa que nos propusiéramos, independientes y empoderadas. Si recorrimos Europa, somos capaces de mucho más ahora. Salir de nuestra zona de confort para viajar a un lugar lejano y desconocido, fue la mejor decisión que pudimos haber tomado.

 
Que hay para hacer

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved