>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

¿Cómo ganarle la partida al Asma?

Se acerca la primavera, época del renacer y el florecimiento, y con ella, además de la alegría y la belleza de los paisajes, aumentan también los casos de alergia y asma debido al polen que hace presencia en el ambiente. Por esta razón el mes de mayo ha sido designado por la Asthma and Allergy Foundation of América como el mes de la concientización sobre esta enfermedad.

El asma es una enfermedad que no respeta sexo, edad, ni condición social, y a la cual hay que tener sumo cuidado por sus nefastos síntomas que limitan el normal desenvolvimiento de nuestras actividades, pudiendo incluso llegar a representar un peligro mortal. Las estadísticas mundiales muestran año tras año un aumento significativo de la población que padece de asma, esto debido al incremento de la contaminación ambiental, entre otros factores que hacen de esta enfermedad un caso de preocupación pública.

¿Qué es el asma?

Para tener una idea de lo que es el asma y de sus síntomas, lo mejor es hacer un ejercicio de imaginación. Supongamos que nuestro aparato respiratorio está compuesto por dos globos (pulmones), a los cuales están conectadas mangueras (vías respiratorias) por las que sale y entra el aire que alimenta nuestro organismo. A veces sucede que esas mangueras se inflaman, disminuyendo el espacio interior de esas vías, obstaculizando de esa manera la circulación del aire. Esa dificultad para respirar es el síntoma principal del asma, pudiendo generar además mucosidad, silbidos al inhalar y exhalar, dolor en el pecho y tos.

Varias pueden ser las causas que originan la hinchazón de las vías respiratorias. Los especialistas hablan de orígenes hereditarios, aunque las causas ambientales son las desencadenantes de todo este cuadro de infección. Entre esas causas ambientales se encuentran, entre otras:

Humo de cigarrillo

Polen

Moho

Esfuerzo físico

Cambios de clima

Alergias a ciertos medicamentos

Obesidad

Estrés

Cuidados que debes tomar

Dicen que no hay una cura total para el asma; en cambio existen tratamientos que permiten aminorar y controlar los ataques de la enfermedad y poder así ofrecer una vida normal a los pacientes. Estos tratamientos deben ser autorizados por un médico profesional, luego de un diagnóstico riguroso, y pueden venir en forma de broncodilatadores, para ser inhalados, o para administrar por vía oral. El asma es una enfermedad crónica, permanente, que puede variar de intensidad a lo largo de los años y por ello requiere de una recurrente supervisión médica.

Para tener una vida normal y ganarle la partida al asma, debes procurar tener siempre tus reservas de medicamentos a la mano para evitar complicaciones. Además, cuidar la alimentación, llevar una vida sana y saludable, evitar ambientes contaminados y seguir al pie de la letra las indicaciones de tu médico, son todas ellas la garantía de que tendrás al asma controlada.

Que hay para hacer

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved