>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

El Aceite de Oliva

Según un reciente estudio, el aceite de oliva protege contra la inflamación, el estrés oxidativo y el riesgo cardiovascular provocados por el envejecimiento. Conoce más a fondo sus propiedades y esta reciente investigación que avala su consumo. Se habla mucho acerca de las grasas, pero también de que no todas son iguales. A grandes rasgos hay que decir que las grasas son uno de los elementos imprescindibles para el cuerpo. Porque aportan una gran carga de energía y forman parte de otros procesos básicos en nuestro organismo como pueden ser la absorción de las vitaminas. 

 

Por ello, las personas que llevan una vida sedentaria, tienden a consumir un porcentaje más alto de grasas superando el 45%. Mientras que los que practican deporte a diario, limitarán su consumo a un 35%. Ya que el organismo no siempre recibe con los brazos abiertos cantidades mayores. Por lo que podemos decir que ese 30% de los alimentos consumidos diariamente, vendrá de las grasas. Pero solo cuando hablamos de las grasas insaturadas, es decir, del aceite de oliva. El resto de las mismas, tanto saturadas como hidrogenadas no resultarán beneficiosas para la salud. Como venimos comentando, es cierto que el aceite de oliva cuenta con una alta composición de grasas. Grasas saludables, es cierto, pero que realmente cuentan con calorías aunque sean beneficiosas y no vacías como en el caso de otros alimentos.

 

Hay que destacar que la cantidad de las calorías también va en función del tipo de aceite y sobre todo, de la variedad de la aceituna que se ha empleado en su elaboración. Aun así, por regla general, 100 gramos de aceite de oliva son 884 calorías. Gracias a su alto contenido en ácidos grasos mono insaturados (ácido oleico) y poliinsaturados (ácido linoleico), el aceite de oliva aporta otros importantes beneficios:
• Eleva los niveles de colesterol HDL (bueno)
• Disminuye el colesterol LDL-c (colesterol malo)
• Beneficia el control de la hipertensión arterial
• Reduce la aparición de trombosis y previene la aparición de diabetes

7 usos para el aceite de oliva.


Cocina – Comienza el uso de aceite de oliva orgánico para cocinar o como un reemplazo cada vez que una receta requiera de mantequilla.

Aceite Corporal – frota en tu cuerpo o en la cara después del lavado. No necesitas mucho para obtener grandes beneficios hidratantes para la piel. Puede ser incluso usado para afeitarse con él o usarlo para eliminar restos de maquillaje.

Cabello, cutículas y uñas secas – Simplemente echa una gota de aceite de oliva orgánico a través de tu cabello para controlar el encrespamiento y el pelo rebelde. Puedes frotar con este aceite en las cutículas de las uñas para conseguir un aspecto pulido de forma natural.

Control de una molesta tos o Carraspera – Toma una cucharada para aliviar una garganta seca o irritada.

Brillo en ollas y cacerolas – El aceite de oliva orgánico evitará rayar y manchar de forma natural y condicionar tus ollas y sartenes.

Bálsamo labial – El aceite de oliva es el bálsamo labial perfecto para evitar unos labios agrietados. También es ideal para usar en tus manos en forma de loción para el invierno.

Aceite de Baño – Añadir unas gotas de aceite de oliva orgánico al agua que se utilizará para tu baño. Los beneficios para la piel serán evidentes incluso después de la primera vez que lo utilices.

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved