>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

6 lugares para ir por un delicioso chocolate caliente en Westchester

Blue Tulip Chocolates – 137 Purchase St, Rye; 914 481 4840

Blue Tulip ofrece manjares artesanales y  un delicioso chocolate caliente de estilo europeo. Usando una mezcla de chocolates belgas oscuros y leche, la propietaria Diane Holland hace este aterciopelado  líquido (Fines de semana solamente). “El chocolate es un maestro exigente”, dice ella. “Hay que mantenerlo en movimiento y no puede calentarse ni enfriarse demasiado”. También pueden llevarlo en recipientes de un cuarto de galón al microondas a casa.

City Limits – 200 Central Ave, White Plains; 914 686 9000

El chocolate caliente espeso, cremoso y absolutamente delicioso en este rincón de White Plains es una mezcla divina de trozos de chocolate francés Valrhona premium, crema espesa, canela en rama y vainilla que se cuece al vapor y se espolvorea con leche. Encima un malvavisco tostado, junto con una generosa cucharada de crema batida, ambas delicias se derriten lentamente, convirtiéndose en uno con la bebida y dejando una exquisitez al paladar, los expertos argumentan que es el chocolate de más alta calidad en el mundo.

Cocoa Chocolate Shop – 2107A Boston Post Rd, Larchmont; 914 834 6464

En esta confitería pintoresca y de renombre local, el chocolate caliente se parece más a un pudín que a una bebida, pero sigue siendo delicioso. Esta poción decadente fluye de un trozo de chocolate negro belga superior que se mezcla simplemente con leche entera. Servido en una taza de café exprés de 4 onzas, la cantidad justa, pero todavía te quedará con ganas de más, puede cubrirse con un malvavisco casero o crema batida sin azúcar.

The Kneaded Bread – 181 N Main St, Port Chester; 914 937 9489

El chocolate caliente en esta siempre bulliciosa y popular panadería de Port Chester nace de una enorme barra de chocolate americano semidulce de 10 libras que se derrite en una espesa y deliciosa lava oscura. Se bate con leche, palitos de canela y vainilla, se deja hervir lentamente en una olla pesada durante varias horas. Se agita suavemente y con frecuencia. Cuando un cliente anhela una taza de chocolate, se vierte y se bate con una espuma con el vaporizador de la máquina de capuchino, lo que da como resultado una taza sencilla y deliciosa que pide que se tome lentamente. 

Picante Quimbaya – 193 Main St, Ossining; 914 945 8909

En este antiguo café colombiano, donde el equipo de marido y mujer ha soñado un menú asombroso de “cócteles” de chocolate (sin alcohol) hecho con cacao colombiano puro, semidulce o sin azúcar, le esperan mezclas relajantes y tremendamente únicas, ya sea panela o caña de azúcar orgánica. Algunos están cubiertos con una crema batida gruesa, mientras que otros, como el mexicano, están espolvoreados con clavo y canela. Una increíble variedad de chocolate, agradable y, en algunos casos, como la de mantequilla de maní o la “chocobanana” (servida fría), lo suficientemente abundante como para ser una comida por sí sola.


Que hay para hacer

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved