>> Ediciones Anteriores

El Magazine de la comunidad Hispana

D.W.I. En Nueva York

Por el abogado
Vladislav Tomic

Manejar bajo la influencia del alcohol (DWI, por sus siglas en inglés) es un delito muy serio en el estado de Nueva York. De acuerdo a las estadísticas de La Administración Nacional para la Seguridad de las Carreteras del 

Departamento de Transporte (NHTSA, por sus siglas en inglés) en el año 2016 hubo 10.497 víctimas fatales en accidentes automovilísticos causados por personas manejando con más de 0.08 grado de concentración de alcohol en la sangre (BAC, por sus siglas en inglés). Es importante aclarar que el crimen de DWI puede ser considerado un delito menor (misdemeanor) o un delito grave (felony). El delito menor es aquel que impone una pena de estadía en la cárcel por menos de un año. El delito grave es aquel que impone como castigo una estadía en la cárcel por más de un año.

 

Cualquier persona que maneje borracha está en riesgo de ser arrestado y convicto de DWI. Este delito altera el record de la persona permanentemente. El delito grave podría tener implicaciones especialmente en las personas que tienen un caso de inmigración, ya que el delito queda asentado en el record criminal de la persona.

El delito de manejar mientras esta intoxicado (DWI, por sus siglas en inglés) puede acarrear diferentes consecuencias, como por ejemplo: revocación de la licencia para conducir, pago de multas, y hasta pasar tiempo en la cárcel. El delito de DWI en el estado de Nueva York se impone a las personas que: Tengan más de 21 años, se encuentren manejando un vehículo no comercial, y sean sorprendidos con un nivel de 0.08 de grado de concentración de alcohol en la sangre.

 

Así mismo, la Ley de Leandra castiga a las personas que manejen ebrias mientras tengan un menor de 15 años de edad en el vehículo, imponiéndoles automáticamente un delito grave. En la temporada de fiestas los arrestos por casos de DWI suelen incrementar debido al uso del alcohol durante las celebraciones, como por ejemplo, Navidad y Año Nuevo. La mejor manera para prevenir un arresto bajo cargos de DWI es no tomar nada de alcohol si se va a manejar un vehículo. Siempre se puede designar a una persona que no haya consumido alcohol para que conduzca el vehículo o llamar a un taxi, sin embargo se debe evitar a toda costa manejar bajo los efectos del alcohol.

“En caso de enfrentar cargos de DWI lo mejor es contratar a un abogado que tenga experiencia en la materia”.

Kaffury Latin Magazine - All Rights Reserved