¿Qué sucedió con «el banco de tres patas» de la Jubilación?

¿Escuchó hablar alguna vez del «banco de tres patas» de la jubilación?

Si es así, probablemente fue hace mucho tiempo. El «banco de tres patas», que en su momento era considerado el modelo ideal para la jubilación, ha perdido aceptación porque dos de las tres patas —la Seguridad Social y las pensiones con beneficios definidos— ya no son tan estables como antes. Considere lo siguiente:

— De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales, solo el 18 % de los trabajadores del sector privado tienen una pensión con beneficios definidos, lo que descarta una fuente garantizada de ingresos vitalicios.

— Al año 2015, los beneficios del Seguro Social suplen solo el 40 % del salario de un trabajador promedio . Es más, se espera que el fondo fiduciario del Seguro Social agote sus reservas para 2034 y que solo pueda financiar aproximadamente un 75% de las prestaciones después de esa fecha .

Por fortuna, hay maneras de reforzar la tercera pata del banco —con los ahorros para la jubilación y otros activos personales— para que usted aún pueda disfrutar de una jubilación larga y gratificante. Las siguientes son dos fuentes de financiación comprobadas que sería oportuno que considere si debe compensar alguna falta:

— Como las personas viven más años que antes, es importante que se asegure de que el dinero que haya ahorrado le dure el resto de su vida. Si bien el Seguro Social proporciona una fuente de ingresos vitalicios, tal vez no sea suficiente para que lleve el estilo de vida que desea. Si cree que va a necesitar ingresos adicionales y no cuenta con una pensión, una anualidad de ingresos vitalicios puede ser una excelente manera de compensar la diferencia.

— Aunque el propósito principal de un seguro de vida es brindar protección mediante un beneficio por fallecimiento, muchas pólizas de seguro de vida permanente acumulan efectivo. Si con el tiempo necesita menor protección, puede tomar un préstamo sobre el efectivo acumulado, libre de impuestos en la mayoría de los casos, y utilizar el dinero para complementar los gastos del estilo de vida que desee tener durante su jubilación .

Este artículo educativo, escrito por un tercero, es proporcionado por cortesía de Mónica Martinez-Hess New York Life Insurance Company.

Si te gustó este artículo, léelo completo en nuestra edición impresa. ¡Consíguela ahora!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*