¿A qué le damos Relevancia?

En el siglo XVI inicio la reforma protestante liderada por Martin Lutero en Alemania, aunque para muchos esto puede ser ignorado, se dió el inicio de un momento histórico donde la palabra de Dios puedo ser divulgada de manera más contundente y clara porque en este tiempo era prohibido que los feligreses la leyeran y solo estaba traducida al latín y de la misma manera era leída en las iglesias, (nadie tenía una biblia en su casa) por la gran hazaña de Martín Lutero hoy millones de persona pueden tener la Biblia traducida en su lenguaje lo que nos ha permitido conocer más de cerca las instrucciones que Dios nos dejó en ella, así como cada electrodoméstico tiene un manual de funcionamiento, la Biblia es nuestro manual para llevar una vida abundante y que verdaderamente le agrade a Dios, apartándonos totalmente de la creencias individuales y religiones.

En los colegios no se celebra este día, los niños no tienen conocimiento al respecto y más triste aún los padres no pensamos en instruirlos en algo tan importante. Sólo en algunas iglesias evangélicas se realizan eventos para los niños en este día para celebrar el DIA DE LA BIBLIA, la mayoría de niños cuando le preguntas que se celebra el 31 de octubre de inmediato te dicen en Halloween porque ni siquiera los padres estamos enterados de lo ocurrido El 31 de Octubre de 1517 en Alemania.

En ese tiempo El Papa reinante era León X, quién para recolectar las grandes sumas de dinero para la terminación del templo de San Pedro en Roma, permitió a un agente llamado Juan Tetzel, que fuese por Alemania vendiendo certificados, firmados por el Papa, con virtud de conceder el perdón de todo pecado, no sólo de los poseedores del certificado, sino también de los amigos vivos o muertos en cuyo favor fuesen comprados, sin la confesión, el arrepentimiento, la pena o la absolución por un sacerdote. Juan Tetzel decía a la gente: “Tan pronto como su moneda suene en el cofre, el alma de sus amigos ascenderá del purgatorio al cielo.” Ante esta situación Martín Lutero empezó a predicar en contra de Juan Tetzel y su venta de indulgencias, denunciando abiertamente su enseñanza.

En la mañana del 31 de octubre de 1517, Martín Lutero clavó en la puerta de la iglesia del Castillo en Wittenberg (Alemania) un pergamino que contenía las noventa y cinco tesis o declaraciones, casi todas relacionadas con la venta de indulgencias, pero en su aplicación atacaba la autoridad del Papa y del sacerdocio. Los gobernantes de la Iglesia Católica Romana en vano
procuraban restringir y lisonjear a Martín Lutero; él permaneció firme y la tempestad sólo le hizo más resuelto en su oposición a las doctrinas y prácticas no apoyadas por la Biblia, que enseñaba el Catolicismo Romano en ese momento. Desde ese entonces hasta ahora la Biblia se convirtió en el libro más leído del mundo, traducido en más idiomas, por ser una palabra viva ha sido poderosa para transformar vidas, restaurar hogares, sanar heridas, sanar enfermos y tantas bendiciones que hemos recibido a través de ella.  

Síguenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *