El suicidio: Antes de que sea tarde

Es lamentable que exista un día mundial del suicidio, que hermoso sería celebrar el día mundial de la vida, mas no se puede tapar el sol con un dedo. Lamentablemente, este cáncer espiritual y enfermedad mental, ya tiene metástasis y se ha esparcido hasta edades tan tempranas como los 12 años.

El suicidio siempre ha existido, mucho antes de Romeo y Julieta, que se suicidan por amor, esta ha sido una alternativa para terminar con el dolor emocional, al cual en ese momento no se le encuentra salida. El suicidio se consideraba un mito, hablar de él, era temeroso y se guardaba en mucho secreto; ahora la mayoría de las películas, los videojuegos incluyen suicidio y hasta las notas de suicidio son publicadas en Instagram, Facebook y otras redes sociales y ni para que hablar de los bombas suicidas, esto es un tema político religioso que tomaría más de un artículo de magazine para tratar de comprenderlo.

Es uno de los resultados de falta de atención a las enfermedades mentales. Ninguna persona que se suicida está en un estado mental sano. Preservar nuestra vida incluso en los momentos más difíciles es un estado natural de sobrevivencia, el solo pensar en el suicidio, da muestra que la persona necesita una intervención médica/psicológica de inmediato, porque al que no le importa su vida tampoco le importa la de los demás y esto coloca a la persona en una persona de riesgo para la Sociedad.

El solo hecho de conversar, de escuchar y tomar acción con una persona que está manifestando aburrimiento, frustración, dolor emocional, puede salvar una vida. A veces no sabemos leer el dolor y decimos: Ese es un aburrido(a) y volteamos para el otro lado. Es importante aprender a escuchar y preguntar a la persona si ha tenido ideas suicidas y si tiene un plan. El mero hecho de pensarlo, incluso sin un plan, ya es un riesgo, así que se recomienda referir estas personas, incluso llevarlas a buscar ayuda profesional antes de que sea tarde.

 

Por: Gladys Perez Di-Vito. 

Síguenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *